La Asociación Buscando la Justicia J.J.J. trabajará intensamente en 4 áreas que regirán su camino y destino y las hemos priorizado de la siguiente forma:

1.- PREVENCIÓN: pues estamos convencidos que la humanidad puede rehacer su historia de una mejor forma, tomando en cuenta a todos sin distinciones de raza, credo, nacionalidad o condición social, se puede ir construyendo una sociedad más justa e igualitaria, respetuosa y colaborativa. De ese modo, caminaremos siempre buscando caminos para prevenir la injusticia en lugar de combatirla. De igual manera, evitar que los jóvenes se involucren en problemas legales, trabajaremos en tareas de orientación y asesoría a las nuevas generaciones para que las dificultades se resuelvan desde antes de generarse.

2.- REHABILITACIÓN: No podemos negar que actualmente tanto la cultura de la legalidad como el abuso del poder hacen dos frentes encontrados en constante pugna. Por un lado algunas autoridades que utilizan el poder para abusar y por el otro la rebeldía de algunos ciudadanos hacen de los asuntos de justicia un choque constante, al grado que no sabemos quién es más culpable si el indio o el que le hace compadre, como dice un dicho mexicano y que se parece a otro más universal: ¿quién fue primero: el huevo o la gallina? y que refieren ambos a la observación de que unos provocaron a los otros. Preferimos luchar por mejorar las condiciones de ambos. Hagamos una mejor policía, una mejor ley y un castigo digno para los infractores.

3.- CAPACITACIÓN: Educar es la respuesta a muchos males de este mundo, y deseamos compartir, principalmente una cultura de la justicia, un cambio de mentalidad referente a la creación y aplicación de las leyes dotando a la policía, a las autoridades y legisladores de información, estudios e investigaciones que les permitan mejorar en todos los niveles la aplicación y administración de la justicia.

4.- GESTIÓN: Los tres principios rectores anteriores no servirían de nada sin una adecuada gestión para preliberar reos, conmutar sus penas por otro tipo que no sea cárcel, análisis de casos de injusticia y apoyo para su que obtengan su libertad definitiva quienes lo ameriten. Gestión también de mejores oportunidades de trabajo para los reos, mejora en su remuneración, pues la ley indica que estarán privados de su libertad, pero eso no implica que se debe explotar a los reclusos, salvo quienes están obligados por el juez a trabajos forzados. Así mismo, gestión para que los excarcelados obtengan un empleo digno y justo. Por último, gestión en la mejora de leyes y condiciones de justicia en cárceles, retenes, aduanas, etc.

 

Porque sabemos que el mundo merece ser un lugar benéfico para todos, incluso para los prisioneros.